La generación Z venezolana demuestra la evolución de la tecnología, a pesar de la situación económica

Venezuela no se escapa de estas tendencias, ya que diferentes estudios nacionales han demostrado que esta generación también evoluciona de la mano de la tecnología.

La generación de los Millennials es una de las más populares en la actualidad. Esto se debe a que son uno de los grupos con mayor cuota de protagonismo en el mundo de los negocios actuales, desde películas, hasta productos, podemos ver como muchos de estos son diseñados específicamente para este público.

Sin embargo, hay una cohorte de edad que cada vez gana mayor importancia en el mercado, que es el de la Generación Z (los nacidos entre 1996 y 2009). Esto se debe a que muchos ya tienen la edad para ser financieramente independientes, e incluso ya se desempeñan en el mundo laboral.

Venezuela no se escapa de estas tendencias, ya que a pesar de la situación económica, varios estudios nacionales han demostrado que la generación Z venezolana también demuestra la importancia de la tecnología durante su periodo de desarrollo.

Tratándose de una generación en crecimiento que tendrá unos gastos estimados en los 200 millardos de dólares para 2018, es que se puede ver que las empresas se están sintiendo obligadas a darle mayor importancia al desarrollo de estrategias para satisfacer a esta generación.

Es por eso que Manish Pillewar, consultor en diseño de experiencias, y experto en desarrollo de estrategias para empresas de servicios, asegura que hay varias características, respaldadas por distintos estudios, importantes al momento de desarrollar una estrategia de negocios que apele específicamente a esta generación. Algunos incluyen:

  1. Ser práctico y preciso es obligatorio

Pillewar asegura que esta generación ya conoce los errores de las generaciones anteriores, por lo que es una generación que busca estar tan preparada como sea posible. Saben que pueden enfrentarse a momentos de crisis, por lo que se decanta siempre por soluciones prácticas en vez de idealistas o cómodas.

Esto significa que le dedicarán menos tiempo a las formas tradicionales de mercadeo y de ventas, con largos procesos y poca precisión, y mucho más a las empresas que vayan directo al punto. Esto se debe a que debido a la sobrecarga de información, esta generación tiene un tiempo estimado de atención menor a los 8 segundos.

  1. La lealtad de marca no existe, los buenos precios sí

Parece que va quedando atrás la idea de la lealtad de marca. Lo que era un principio clave en el pasado para que las personas se decantaran por una marca u otra, ahora cede su lugar a los buenos precios. Esta generación ya no está interesada en generar una opinión sobre una marca, sino que aceptaran la propuesta del “mejor postor”.

Según Pillewar esto puede deberse a que los miembros de esta generación solo sienten una conexión real con personas de la misma generación, incluso cuando estas no viven en los mismos países. Para ellos, una empresa no es más que un ente encargado de proveer un producto.

  1. La experiencia por encima de todo

Como una tendencia que cada vez afecta a consumidores de todas las generaciones, la importancia de la creación de una experiencia de consumo es vital para los negocios del futuro. Las marcas no deben enfocarse solamente en un espacio, digital o físico, de ventas, sino en cómo este le cambia la vida al consumidor.

Para esto las mismas pueden apuntalarse en las estrategias de mercadeo que también funcionen de una forma diferente a las tradicionales. Actualmente las más idóneas son las redes sociales como Facebook, YouTube o Instagram, que tienen un flujo importante de personas de esta generación.

  1. La honestidad y la autenticidad son la clave

Entre muchas otras cosas, sobre todo varias de las características psicográfica de esta generación, la autenticidad es una de las cosas más importantes para los “Z”. Aunque poco les importa lo que hace una marca por cautivarlos, si les importa cómo estas se comportan.

Llevas a cabo acciones que vayan en contra de las creencias de los posibles consumidores puede ser uno de los peores errores que cometan las empresas de la actualidad. Gracias a las redes sociales y otros métodos de comunicación, cualquier descontento que tenga uno de estos compradores, no dudará en exponerlo ante el mundo.

Esto no hace que todas las empresas deban comenzar a enfocarse solamente en las nuevas generaciones, sin embargo, deben comprender que la diferencia entre estos nativos digitales y los Millennials es mucho mayor que la que hay entre estos últimos y sus predecesores. Satisfacer a este publico llevará un trabajo mucho más especializado que podría cambiar la forma de ver los negocios.

 

TBT XXI Asesores Gerenciales, C.A. - Rif: J-40298029-9
Diseño Web: www.serviciodepaginasweb.com