Las 10 características de un líder digital

Los líderes de recursos humanos deben hacer frente a numerosos retos ligados a la captación y retención de talento, gestión de la diversidad –generacional, principalmente-, transformación digital y nuevas fórmulas de trabajo que permitan incentivar la motivación de los empleados y atraer a nuevos profesionales. ¿Pero qué requisitos deben cumplir para lograr estos objetivos?

Los líderes en las empresas “deben a adoptar nuevas habilidades y capacidades para responder a los actuales desafíos planteados por un nuevo entorno empresarial digital, global y dinámico”. Así lo manifiestan desde glocalthinking, quienes en un artículo han identificado las 10 características que debe tener un líder digital:

  1. Pensamiento estratégico. Si algo ha puesto de manifiesto la ‘guerra de talento’ que se está dando en el tejido empresarial, es la necesidad de contar con buenas estrategias que permitan desarrollar una comunicación eficaz que atraiga a los mejores profesionales. En este sentido, saber identificar y aplicar las soluciones y herramientas digitales que permitan incrementar los niveles de innovación y creatividad de las empresas supondrá avanzar bajo los parámetros de productividad y competitividad. Sin embargo, según el estudio de “Bersin 2015: Predictions”, las compañías carecen de liderazgo: el 83% manifiesta tener problemas para encontrarlo entre sus empleados, sólo un 8% tiene programas consolidados que permitan desarrollarlo y, según Boston Consulting Group, un 56% de los ejecutivos creen sus habilidades para cubrir las funciones de dirección de los próximos años son débiles.
  2. Agilidad mental y de comprensión. La era digital ha acortado los plazos. Se necesita de profesionales rápidos en sus respuestas, que sepan afrontar los retos y crisis de forma inmediata y que sean capaces de asimilar un gran volumen de datos en un corto plazo de tiempo. Los RRHH deben adaptarse a este nuevo entorno con interés y ganas por aprender e identificar las nuevas tendencias que pueden traer consigo nuevos retos y oportunidades.
  3. Valentía y seguridad. Los líderes deben aprender a manejar la incertidumbre, especialmente ahora que avanza tan rápido la tecnología sin saber si el rumbo adoptado permitirá abrazar los beneficios buscados a través de ella: mayor productividad y mejores resultados. Probar cosas nuevas supone asumir riesgos y aprender de los errores. Por tanto, los RRHH deberán incluir entre sus tareas, el análisis y comprensión de las necesidades de los negocios para proponer, después, planes que permitan cubrir esos huecos.
  4. Habilitar sin controlar. Con la llegada de la ‘Nube’, la seguridad de los datos, el control de los procesos y las cuestiones regulatorias han copado las preocupaciones de los recursos humanos. Un esquema que se repite con la llegada de las Redes Sociales que, si bien han supuesto un potente altavoz de los valores de las empresas, también han posibilitado que se empeore sus imágenes de marca. El control férreo de estos sistemas no debe limitar sus ventajas como el potencial de los MOOCs para el aprendizaje flexible y personalizado, mejora del feedback o la construcción de fuertes y auténticas herramientas de colaboración online.
  5. Visión de Futuro. Los líderes deben conocer las tendencias para poder aplicar acciones que permitan avanzar a la compañía a la posición que desea obtener en un largo plazo. La tecnología permite, en este sentido, aprovechar su capacidad de análisis de un gran volumen de datos para elaborar predicciones que permita acercar a la empresa a esa visión de sí misma.
  6. Visión de Negocio. Según el estudio “Human Capital Trends” de Deloitte muchos líderes “fallan” en este aspecto, y es por ese motivo que cada vez más con mayor frecuencia existe una creciente tendencia por parte de los CEOs de las compañías a incorporar profesionales fuera del ámbito de los RRHH para desempeñar el rol de Chief Human Resources Officer (CHRO).
  7. Visión analítica. Deloitte también muestra que “en una era de cambios rápidos, los CHROs deben estar cómodos al adoptar y adquirir conocimientos tecnológicos y analíticos (estratégico y predictivos), como parte fundamental de su éxito”. Algo que coincide con la opinión del 75% consultadas que describen de “importante” el uso de la analítica, pese a que sólo el 8% la considera “fuerte” en los RRHH.
  8. Autenticidad y transparencia. La transparencia es un factor clave en la era digital y autenticidad permite a los directivos convertirse en auténticos líderes y revierte en un aumento de la confianza y compromiso de los empleados con la compañía.
  9. Empatía. Las nuevas generaciones están impulsando la creación de ambientes sanos, colaborativos y bien comunicados. Nunca había sido tan importante para la atracción de nuevo talento contar con líderes que sepan conectar con sus trabajadores y sean conocedores de sus problemas y necesidades para, después, invertir en planes que reviertan en una mejora de la positividad y comprensión del ecosistema empresarial. Mientras más frecuente sea el uso de la tecnología, más necesario será que los RRHH estudien el entorno laboral para advertir a los líderes sobre los pasos a seguir para hacer el trabajo más humano, racional y simple.
  10. Poder negociador. Los líderes necesitarán utilizar habilidades políticas y de negociación para asegurarse los recursos necesarios que les permitan desarrollar el talento de sus organizaciones. La inversión en planes de formación y liderazgo, así como la inversión en soluciones tecnológicas de Recursos Humanos, serán aspectos críticos.

fuente:  www.equiposytalento.com

TBT XXI Asesores Gerenciales, C.A. - Rif: J-40298029-9
Diseño Web: www.serviciodepaginasweb.com